Addams Family Values. Retro Análisis

  Casi todos los jugadores veteranos solemos experimentar un fuerte sentimiento de nostalgia cuando rememoramos algunos de los títulos que mas jugamos en nuestra niñez. Entonces eran otros tiempos, la mayoría no nos veíamos aun influenciados por los medios de comunicación especializados en videojuegos. Era la época del boca a boca, de los prestamos entre amiguetes, de aceptar por válidas las descafeinadas  opiniones de los dueños de videoclubs. 
  
  Y fue por uno de esos medios, no sabría concretaros cual exactamente de los tres, por el que el juego del que os hablaré hoy llegó hasta mis manos; "La familia Addams Values". Un título que cual dinosaurio de museo me apetece desenterrar del olvido, para que todos podáis deleitaros contemplando esta singular y olvidada pieza del pasado. Seguid leyendo.




  Argumento:      
  La nueva niñera de los Addams, Debbie ha resultado ser una asesina en serie especializada en seducir, desplumar, y liquidar a incautos ricachones y la inmensa fortuna de los Addams es ahora su principal objetivo. Tras intentar infructuosamente engatusar a Fétido para convertirse en heredera, decide que la mejor forma de poner sus manos en tan suculento tesoro es chantajear a la familia secuestrando a su miembro mas joven, el  bebé bigotudo Puvis. Lo que llevará a a Fétido acompañado del resto de los miembros del clan a recorrer los bastos terrenos de la mansión de Debbie en busca de nuesto pequeño engendro.
  Ningún argumento de juego inspirado en un film ha sido jamás especialmente interesante o brillante y la Familia Addams Values no es ni mucho menos la excepción que confirmaría esta regla. Pero pese a todo y teniendo en cuenta que estábamos en el año 1994, hay que reconocer que el juego intentaba ir un poco mas lejos que el resto de juegos basados en películas coetáneas. Si trazaramos una línea temporal, podriamos situar el argumento como un spin off que transcurre durante o al final de la segunda película. 

  Mientras recorríamos los infinitos terrenos de la Mansión de Debbie, nos soliamos cruzar con otros Addams que solían darnos items, información o pistas haciendo gala del típico pseudohumor negro tan distintivo de las películas. Y quizás este fue su mayor logro a nivel narrativo, conseguir sacarnos unas sonrisas (aunque yo tuve que esperar a mejorar mi inglés, para captar los muchísimos juegos de palabras que formaban los chascarrillos). Los personajes captaban a la perfección la idiosincrasia de los del celuloide. De igual forma añadía otros nuevos que habitaban los terrenos y presentaban a su vez una macabra bis cómica también.

  Gráficos:      

  Uno de los mejores apartados de todo el juego. Todos los personajes de la película son reconocibles, sus animaciones no llaman especialmente la atención pero se pueden considerar correctas. En cuanto a los enemigos las cosas empeoran un poco, careciendo sus diseños de un nivel de detalle suficiente como para llamar nuestra atención. Los entornos naturales son bellos y detallados, mas quizás que los espacios interiores, y además no son estáticos gozando de todo un lujo de animaciones. Las plantas se movían mecidas por el viento o quizás por otras fuerzas menos benignas, además  podían desatarse impresionantes tormentas eléctricas sobre la calva cabeza de Fétido. Pese a que los escenarios intentaban ser variados tendían a reciclar ciertos recursos y elementos que proporcionaban una intensa sensación de deyavú que conseguía desorientarnos fácilmente. 

Si ubicáis el juego dentro de su época os daréis cuenta
de que gráficamente era muy puntero.

  Jugabilidad:      

  Usaré muchas palabras para explicaros su jugabilidad pero si queréis tener una idea exacta de como era su difícultad os la resumiré en una sola frase; "Durante todo el juego tienes la desagradable sensación de que lo diseñaron pensando que te habías beneficiado carnalmente a las esposas, hijas y/o madres, del equipo de producción".

  El juego es un Action R.p.g cortado por un patrón muy similar a Zelda: A Link to the past. Un gran mapa que explorar libremente, multitud de items que proporcionarán a Fetido nuevos ataques o acceso a ciertas zonas del mapeado  y un monton de personajes con los que interactuar. El problema  es como insinué antes su diabólica dificultad. El terreno que hace de nexo entre las distintas mazmorras es una laberíntica combinación de pasillos, puentes, desniveles y espacios abiertos de proporciones gigantescas, ni siquiera el pequeño mapa del que dispondremos nos ayudará lo mas mínimo, ya que lejos de ser un reflejo exacto de la zona, se reduce a una mera aproximación sin detalles del cuadrante en el que nos encontramos. Y esto solo es una parte del problema, las mazmorras son aun mas laberínticas y encima muestran algunos de los puzzles  mas descabellados que os podáis imaginar. Normalmente no se nos dará ni una sola pista de como resolverlos; Puertas accionadas por interruptores secuenciales invisibles, enemigos inmortales, portales de teletrasporte visibles o invisibles que nos pueden llevar hasta la mismísima entrada deshaciendo todo nuestro avance, ect, ect.

Pues ya veis, zas zas zas lanzas rayos. Siguiendo su tónica general de dificultad es complicadísimo acertar en un blanco en movimiento y además si te dan un solo "toque" tu rayo se acorta dramáticamente pasando a infringir la mitad del daño.

  Y ahora viene lo mas divertido cuando querías apagar la consola solo tenías una forma de "grabar" tu partida. Que consistía en desandar absolutamente todo el mapeado, caminata que en algunos casos te podría llevar casi una hora, en busca de un personaje ("Eso") situado en un laberíntico pantano. El primo Eso, te proporcionaba una clave de 20 cífras y letras, donde para rizar el rizo convivían letras oes y ceros facilitando sobre manera los errores de copiado. No seguiré enumerando todos aquellos detalles que lo hacían endiabladamente difícil, pero creerme se podrían escribir varias páginas. 

  Sonido:      

  Su banda sonora es sin duda una de las diez mejores de la época de los 16 bits. Quizás os sorprenda esta afirmación, pero os invito a escuchar algunas canciones y disipar las dudas que podáis tener sobre mi veracidad como fuente de información. Lo mejor no es la calidad de la misma, que como os digo roza lo sublime, lo realmente genial es que consiguen provocarnos un malestar crónico mientras jugamos. Su completísima amalgama de composiciones consigue trasmitirnos con facilidad un aire tétrico, y en general meternos el miedo en el cuerpo. Aquí os he dejado tres temas para que abrir boca y lo mejor de todo es que ni siquiera me he tomado la molestia de seleccionarlos, cada una de sus muchas composiciones impresiona y provoca sendas gotas de sudor frio.


  Duración:      

  Calculo que las ocho mazmorras se hubieran podido concluir en poco menos de treinta horas si la dificultad no hubiera sido tan brutalmente desalentadora. Pero solo es una suposición ya que yo jamás pasé del quinto nivel. Tampoco disfrutaremos de ningún tipo de minijuego o  misión secundaria que se cruce en nuestro camino durante el trascurso de la búsqueda de Pubis.

  Conclusión final:      

  Este juego paso sin pena ni gloria por los atestados catálogos de  megadrive y supernintendo y quizás jamás mereció un lugar privilegiado entre las infinitas sinapsis que forman esta nuestra red de redes. Pero aun de vez en cuando me sorprendo a mi mismo pensando en el, mientras una agradable sensación de nostalgia me invade un solo instante como una descarga eléctica. Me veo caminando por sus inmensos y desolados parajes, azotado por la lluvia, asfixiado por la dificultad y embotado por su música. No son sentimientos agradables pensaréis, pero existen ciertos sufrimientos que inexplicablemente disfrutamos con dulzura.

5 comentarios:

el guicho 17/7/10 0:46

jugué un título de estos colegas en el SNES pero no me recuerdo bien cual era, no era este definitivamente, pero parece interesante. haber si lo encuentro por acá, no se salio por estos lares....
por cierto, los detalles añadidos al diseño del blog, quedaron bien.. felicidades

Ark 17/7/10 0:56

Seguramente te refieres a un plataformas en el que controlabas a "Gomez", aunque no estoy 100% seguro.

Me está ayudando un buen amigo mio que se llama Raul. La portada y los botones nuevos son un diseño original suyo, y ademas me está haciendo pensar en nuevas ideas sobre el diseño. A ver si con su ayuda lo acabo de una vez.

acejosele 17/7/10 11:58

Este se me pasó,lo admito. Una pena por que en su día me abría encantado seguro. Pero si que disfruté y mucho fue el otro,en el que controlabamos a "Gomez" como has dicho. Ese si que se merece un altar.
PD: Me está encantando como te está quedando el blog ;)

Fco. 17/7/10 12:41

Gracias Acejosele@ tan amable como siempre, pero sigue estando a medias... Yo en cambio al plataformas no jugué pero se de gente que lo disfrutó mucho.

Anónimo 3/5/13 22:07

Sencillamente mi vida como niño frente a una consola no hubiera sido tan feliz sino no hubiera pasado tantas horas jugando este juegazo, para mi es una obra maestra del supernintendo, solo los mas exigentes tuvimos la capacidad y oportunidad de pasar este excelente juego, el supernintendo no seria lo que es hoy sin tener entre sus mejores juegos The Addams Family Values.

Escribe tu comentario

Tu comentario será publicado automáticamente
sin moderación posterior o previa. Las opiniones
aquí serán siempre respetadas, pero el spam no.